7.12.17

Lo nuevo de Casavieja

La banda guatemalteca de black y punk CasaVieja nos trae este deleite de disco titulado Infiernos con diez tracks director a la yugular. Rápido, muy oscuro y perversamente ruidoso los Casavieja no dejan a nadie parado. Sin tomar prisioneros. 

Escuchen todo el disco aquí: https://casavieja.bandcamp.com/

28.11.17

Warren Zevon - "Stand in The Fire"

En el futuro (ojala que no sea muy lejano) tipos como Warren Zevon serán recordados y referenciados como bastiones del desenfreno rockanrolero que muchos buscan por toda una vida.

El testamento de un cantautor singular como Zevon lo encontramos en este documento, o mejor dicho; pedazo de concierto grabado en el Roxy de Los Ángeles titulado Stand In The Fire. A las puertas de sacar su tercer disco a finales de los setenta Zevon recorre lo mejor de las rolitas que se crearon en las bulliciosas y lujuriosas calles de la cosmopolita ciudad californiana previamente mencionada. 

Sentado en el piano y acompañado de una magnifica banda que mezcla bien con el paso danzante y a la vez romanticon de su líder. Sonando bien rico como dicen.


Cuando llega a su máximo éxito; la genial “Werewolves of London” se siente el sudor, se siente el sexo. Pero ante todo, se siente la felicidad borracha de la música y sus interpretes. Pero no se queda allí. “Lawyers, Guns and Money” (mi favorita dicho sea de paso) toma un matiz aun mas animalesco y pendenciero en comparación a la versión de estudio. The shit has hit the fan!, a grito de loco. “Poor Poor Pittfull Me” agarra mas envión como carreta en llamas hasta que se le caen las ruedas y se transforma en “I’ll Sleep When I’m Dead”. Hay dio mio…


Para oír a todo volumen, Stand In The Fire es pura gozadera. Terminamos entendiendo que el “fuego” referenciado en el titulo es el que Zevon crea en el escenario para si mismo y su banda. Entrele con ganas. (Francisco) 

3.11.17

Charly de la Buena Suerte

Comparte este Charly de la buena suerte con tus amigos y recibirás la bendición de estar protegido de la música mierdera de Ricardo Arjona y los mamones de Mana. 

28.10.17

Lo que no se ve.

Pase adelante joven, que tengo algo que enseñarle.

Los grandísimos de Adonis Muerto recién estrenan un video para la monolítica canción "Lo que no se ve", del disco Apertura de la Boca.



La banda estrena nuevo disco el 1ero de diciembre 2017. Se llama "Rreposo". Estarán en vivo junto a Casa Vieja, YYY y Brüjas.  Tocan sábado 2 de diciembre en Jan Jalvador.

https://www.facebook.com/events/1768033196829759/

6.9.17

En Vivo: Run The Jewels - "Live on KEXP"

Porque yo se que les gusta...

1.9.17

Muddy Waters: "Hard Again"

El hombre nacido como McKinley Morganfield pero convertido en el rey del blues como Muddy Waters. Su aura, su estilo, su presencia. Paso la mayoría de su carrera en el patio trasero del boom musical que sus pupilos llevaron a la palestra del escenario mundial. No fuera hasta finales de los sesenta que empezaron a colaborar y grabar con el viejo padre. De todas las sociedades que Muddy hizo con los músicos de la generación que él influyo la que hizo con Johnny Winter fue la más exitosa (duro tres discos).

Hard Again grabado en 1977 funciono como un resurgimiento del rey con una energía explosiva y un sonido empapado en el libido casi orgásmico de un blues tocado como Dios manda. No afecta que su banda para este disco es de puras estrellas: La harmónica de James Cotton, el legendario pianista del blues Pinetop Perkins, batería cortesía de Willie "Big Eyes" Smith, las guitarras de Bob Margolin y Johnny Winter, con Charles Calmese completando el conjunto en bajo.

La producción es limpia con un sonido muscular que le da un realce a las canciones que son una combinación de piezas creadas para el disco: “Deep Down in Florida”, “The Blues Had a Baby and They Named It Rock And Roll” y otras que ya eran consideradas piezas angulares en el desarrollo musical de Muddy: “Mannish Boy”, “I Want To Be Loved” y “I Can't Be Satisfied”. Esta última merece especial mención por el magnífico arreglo de Winter tocando con una guitarra de 12 cuerdas agregando realce a una pieza que fuera de las primeras que dieron a conocer al buen Muddy en la década de los cincuenta. Al centro de todo; por supuesto, está la voz del gran protagonista cantando con jovialidad y decisión. Demostrando que el blues se vive más de lo que se toca.


Si la música otorgara la santificación por medio del impacto que algunas de sus figuras tuvieron seguro el Sr. Morganfield estaría primero en la lista. Santo Muddy Waters. (Francisco)

22.8.17

Top Cinco: Doom Metal Albums

El Doom Metal se define por sus sonidos lentos, oscuros y su fuerte dependencia en el "reverbe" de los grandes amplificadores. Todo en medio de una nube de hierba densa fumada en grandes cantidades. Sus orígenes en los riffs fúnebres de Black Sabbath. Invitación a darle ignición a estas cinco perlas. Máximo volumen para máxima satisfacción.




 1. Electric Wizard - "Dopetherone"

2. Sunn 0))) - "Monoliths & Dimensions"

3. Black Sabbath - "Master of Reality"

4. Sleep - "Dopesmoker"

5. Boris - "Akuma No Uta"


31.7.17

En Vivo: Sleep - Live @ Hellfest 2013

Una banda que no necesita introducción. Denle un merecido masaje auditivo a sus oídos con el poder doom metaloso de Sleep en vivo. 


20.6.17

Música Nueva: Que estamos escuchando en 2017?

Llegamos a medio 2017 y aquí un poco de los mejores discos que han aparecido en estos primeros seis meses. Empaláguense con estas recomendaciones. Recuerde comer frutas y verduras. 




Girlpool - Powerplant

Girlpool me recuerda esas bandas melódicas sesenteras con sus voces dulces (son dos chicas) tripeando un poco de ácido en buena vibra. Powerplant derrapa sensibilidad pop con matices melódicos que van desde country con noise (“Corner Store”) y destellos de shoegaze “Sleepless”. La mezcla de estilos nunca suena forzado, abre puertas sonoras que hacen de Girlpool una de las bandas a las que hay que empezar a prestar mucha atención. 


Code Orange - Forever

Code Orange con su mezcla de hardcore, sludge metal y tonos melódicos en este su segundo disco titulado Forever. Destacan las aplastantes “Spy” y “Kill The Creator”. Se notan las influencias pero eso no es malo cuando se tiene un solo fin en mente. Desmadre bien echo con riffs musculosos y ritmos caóticos. 




Roger Waters - Is This The Life We Really Want?

Un disco nuevo de estudio después de 25 años, y más si viene de una institución musical como lo es Roger Waters, merece (por lo menos algo) de atención. Waters trae a la mesa temas espinosos con melodías nostálgicas y oscuras que recuerdan aquel malogrado Final Cut de los 80’s. Ya era hora de volver a componer Mr. Waters. 




Kendrick Lamar - DAMN

Cuando sos Kendrick Lamar, la expectativa es alta. Never fear, Kendrick is here. En el fenomenal DAMN nuestro héroe regresa con su habitual temática cerebral donde las preguntas se quedan en la mente por más tiempo que las respuestas. Donde la superficialidad no tiene espacio pero eso no significa que no la podamos pasar bien. Al menos mientras no bajemos la guardia. 

15.6.17

Canción del Día: Queens of The Stone Age - "The Way You Used to Do"

Oh pero que tenemos aquí. Lo mas nuevo de QOTSA. El disco nuevo que sale en agosto se llama Villains. Elo aquí la primera rola. Delicioso ritmo para mover esos "love handles". 

9.6.17

One Way Out: "Vida, muerte y milagros de Gregg Allman y The Allman Brothers Band"

Hay diversas formas de interpretar una pieza musical. Existe la forma por aprendizaje mecánico, como colorear con números, cualquier mortal con la dedicación y el tiempo suficiente lo logra. Que lo sienta es otro tema. La segunda forma es llevarlo en la sangre, sentirlo, vivirlo, para después sacarlo. La primera es mucho más común y se puede aprender en academias o siguiendo vídeos en la red. La segunda no se puede replicar, es única de cada intérprete, es auténtica. Los que caen dentro de esta segunda categoría son a quienes los de la primera suelen intentar (fallidamente) imitar.

En esta segunda clase esta Gregg Allman junto con la banda que formo en sociedad con su hermano Duane: The Allman Brothers Band. Un colectivo que fusiono el blues, country y jazz para producir un sonido único donde el común denominador fue la pasión. Con Gregg en las teclas y voz, Duane y Dickey Betts en las guitarras, Berry Oakley en el bajo y los bateros Butch Trucks y  Jai Johanny Johanson la química fue explosiva. A inicios de los setenta ninguna otra banda cautivo los oídos de la crítica por sus monumentales presentaciones en vivo como lo hicieron los Allman’s. Esa potencia en concierto quedo documentada en uno de los discos más emblemáticos del siglo XX: At Fillmore East.


Editado después de dos discos de estudio y grabado tras una serie de conciertos en el histórico teatro, At Fillmore East es una espectacular prueba de la magia e interacción del sexteto en concierto. Donde el intercambio entre los músicos produce piezas inigualables que se convirtieron en el referente de como una banda debe transformar su propuesta del estudio al escenario. Lamentablemente la tragedia persiguió a la banda luego del éxito de At Fillmore East: Duane Allman muere en un accidente de motocicleta dejando al grupo sin su prodigio en la guitarra y a Gregg sin su hermano mayor. De las cenizas surge un cuarto disco como tributo: Eat a Peach.

Como si perseguidos por una maldición, la banda pierde a otro miembro un año después de la muerte de Duane. El bajista Berry Oakley fallece por lesiones sufridas días después de tener un accidente en motocicleta (irónicamente) a tres cuadras de distancia de donde Duane había muerto. Pero la familia sigue adelante. Nuevos miembros llegan para el disco Brothers and Sisters. Los más notables son el tecladista Chuck Leavell en el disco previamente mencionado, el guitarrista Warren Haynes en la década de los ochenta y el sobrino de Butch Trucks; Derek a finales de los noventa en el bajo. Un último (y bastante sólido) disco de estudio aparece en 2003:  Hittin The Note. La banda sigue tocando en vivo hasta su despedida formal de los escenarios en octubre de 2014. Trágicamente, Butch Trucks decide quitarse la vida en enero de 2017, el ciclo se termina con la muerte de Gregg Allman el 27 de mayo pasado. 



Durante su trayectoria la banda tuvo diversas voces con Gregg siempre al centro. Dickey Betts merece especial mención por su estilo dulce y más sureño de cantar. En contraposición el menor de los Allman’s cuyo estilo fuerte y rasposo se aprecia mejor en las canciones de blues. Con motivo de su muerte hace un par de semanas leí un titular que decía: “Pueden los blancos cantar el blues con la misma pasión?, con Gregg Allman eso nunca estuvo en duda”. No podría estar más de acuerdo. Le metía huevos y sentimiento a su forma de vocalizar tanto en canciones propias como de otros artistas (escúchese el cover de “Hootchie Coochie Man” como mejor ejemplo). Eso se agradece, se valora, se enaltece.  

Los artistas pueden morir pero su obra permanece por siempre. Los Allman Brothers Band son prueba de ello. Edificaron la iglesia del rock sureño y volaron más alto que cualquier otro. En su viaje ganaron y perdieron; cayeron y se levantaron. Adiós Gregg, espero que tu hermano haya sido el primero en recibirte cuando llegaste al siguiente plano espiritual. Gracias por la música, significo mucho para este mortal escritor. Ain’t gonna catch the Midnight Rider. (Francisco)


8.6.17

Sleep - "Sleep's Holy Mountain"

Ciertos discos aparecen y suelen hacer poca bulla. Sin embargo, el paso del tiempo les otorga un espacio en el panteón de los elegidos. Algo va hirviendo lentamente alrededor de ellos, un humo de influencia. Sleep’s Holy Mountain es ese tipo de disco. Me atrevo a re-visitarlo inclusive en este blog cuando ya lo mencionamos en una de nuestras listas haya por el 2010. Y porque no?

Editado en el verano del grunge de 1992, el segundo disco de este trio de doom stoner emana esa densidad metalosa sabbathesca con riffs altos en colesterol. “Dragonaut” es una estupenda pieza para iniciar cualquier disco.  Holy Mountain no tiene antecesor aunque sus sonidos sean sacados de influencias pasadas. Digamos que la primera parte (o lado A si se escucha en vinilo) se envuelve en melodías más metalosas. Ese sonido de la distorsión lenta y profunda, caminando como un monje en el bosque oscuro. Ese sonido de los acordes de guitarra sostenidos rebotando en su propio feedback. Ese sonido con el amplificador hasta diez. Lento, denso, pantanoso. Simplemente sabroso.   La segunda mitad no es bastante diferente pero el efecto de la hierba es más largo. La canción “Holy Mountain” y la climática “From Beyond” abren la puerta a un efecto más psicodélico sin dejar la escencia stoner de las melodías. Es decir, este es un disco que se debe oír entero siempre.


Junto con su siguiente propuesta discográfica (el fenomenal Dopesmoker que también merece una reseña propia); Sleep construyo el templo de piedra del stoner doom; Cimentado sobre las bases del metal y (porque no decirlo) del garage rock en “low fi”. Como dijimos al inicio: Elegidos.  (Francisco)