19.8.19

Los 100: (40 - 31)




 40. Arcade Fire  - “Funeral” (2004)
Los chicos del nuevo milenio frente a los sueños, temores y esperanzas de un futuro incierto. El impresionante disco debut de los canadienses Arcade Fire es un emotivo viaje por barrios cubiertos de nieve, paseos interminables en los automóviles de tus amigos de la adolescencia. Atmosférico, romántico, cargado de euforia. Joyita del “indie rock” de inicio de los 2000’s que llevo a convertirme en fan de esta gran banda.



39. Motorhead – “Ace of Spades” (1980)
Sera posible superar la intensidad y actitud de una banda tan ridículamente genial como Motorhead? La respuesta es no. No se puede porque cuando tenes un sonido tan sucio y pendenciero como el de estos locos y un líder como Lemmy Kilmister significa que sos una fuerza natural imparable. Las canciones son frenéticas, rudas, listas para escupirte en tus oídos vírgenes. Por la gran puta, que buen disco.


 

38. Chuck Berry – “The Great Twenty Eight” (1982)
Si, las 28 canciones son grandes, el titulo no miente. Desde St, Louis vino como cometa al mundo para dejarnos una herencia incalculable con rolas que marcaron el paso del rock n roll. El verdadero rock n roll. “Roll Over Beethoven”, “School Days”, “Johnny B. Goode”, “Back in the U.S.A”, etc. Una tras otra, todas son esenciales, todas son para oírlas, bailarlas, disfrutarlas.






37. Black Sabbath – “Master of Reality” (1971)
Iommi, Butler, Ozzy y Ward; los cuatro jinetes del heavy metal. El disco más “doom” de todos los que hicieron. Un disco que abre con una oda a la marihuana “Sweet Leaf” y termina con la espectacular “Into Void” pasando por marchas incesantes del calibre de “Children of The Grave” y “Lord of This World”. Un disco malévolo con una potencia inigualable.




36. Nas – “IllMatic” (1994)
Un jovencito de Queensbridge New York que se apodaba Nas decidió crear este testamento a la vida en el barrio, la dureza de ese ambiente, las historias de amigos que las calles le quito. El resultado fue uno de los mejores LP’s de hip hop de todos los tiempos. “Illmatic” es perfecto. Con ayuda de productores como Pete Rock, DJ Premier y Large Profesor las mezclas “cuajan” con las elaboradas letras que eventualmente volvieron a Nas en uno de los pesos pesados del género.


 

35. The Cramps – “Songs The Lord Taught Us” (1980)
El hijo ilegitimo de Elvis Presley y la novia de Frankenstein. Los Cramps pueden describirse como rockabilly infestado de punk con letras que rinden tributo a las cosas pervertidas de la vida, las películas cincuenteras y el mal gusto. ¡Ósea, son una gloria total! Aquí nos dejan una colección de canciones coloridas con el gran Lux Interior en la voz y la guitarra estruendosa de Poison Ivy guiando la fiesta. Tear it Up!  




34. The Jimi Hendrix Experience – “Electric Ladyland” (1968)

Es increíble lo mucho que Jimi Hendrix hizo en tan poco tiempo. Ladyland es el último “disco de estudio” que el chico prodigio de Seattle saco en vida. Como si queriendo llevar la guitarra eléctrica a nuevos planetas hay mucha experimentación. Pero a pesar de las ambiciones musicales nunca se pierde el rumbo. Destacan los dos “semi jams” de más de 10 minutos, así como el monumental cover de “All Along The Watchtower” y la épica “Voodo Child (Slight Return)”.

 

33. David Bowie – “Low” (1977)
Refugiado en la ciudad de Berlin, rodeado de sintetizadores y con Brian Eno de cómplice, un Bowie buscando refugio de sus excesos en la búsqueda de horizontes inhóspitos. “Low” es el renacimiento de un Ziggy Stardust más vanguardista robando una que otra cosa del kraut rock alemán para construir una obra totalmente audaz.






32. Beastie Boys – “Paul’s Boutique” (1989)
¿Reinvención artística después de tener un éxito masivo con su primer disco, o simplemente el siguiente paso en la evolución del legendario trio de hip hop? Quien sabe, pero lo que si es cierto es que “Paul’s Boutique” es un clarísimo ejemplo de originalidad sin importar las presiones comerciales. Cargado de referencias culturales y sampleo innovador, el segundo disco de los Beastie’s es un imperdible viaje por el intelecto, humor y la mente brillante de Mike D, Ad-Rock y MCA.




31. Rage Against The Machine – “Rage Against The Machine” (1992)
Que decir que no se ha dicho de este genial debut de la banda de Los Angeles liderada por la guitarra innovadora de Tom Morello y las liricas de Zack de la Rocha. La bomba molotov que estallo en las bocinas y oídos de todos los que fuimos adolescentes de los noventas. Un claro descendiente de los MC5 y Public Enemy. Con canciones muy enérgicas, directas. Una química potente entre los cuatro músicos que conforman Rage. 

13.8.19

Los 100: (50 - 41)




50. The Band – “Music From Big Pink” (1968)
Música que regresa a la tierra, al seno materno. Country, folk, blues como motor para crear melodías que se sienten atemporales. Garth Hudson, Levon Helm, Robbie Robertson, Rick Danko y Richard Manuel construyeron esta belleza de álbum que nace de las sesiones en la granja de Woodstock rentada por Bob Dylan para dedicar cuerpo y alma a componer música. El resultado fue el inicio de una carrera artística para The Band que no tiene igual.



49. Ministry – “The Land of Rape & Honey” (1988)
De la mente “demente” de Al Jourgensen surge este monumento de rock industrial, festín de sonidos agresivos, sensaciones frenéticas, danzas tribales, metálicas. La banda sonora del fin del mundo musicalizado por John Carpenter. Solo que con guitarras destructoras. Destaca por su rareza en los ochentas, pero esa ha sido la tendencia de Ministry a través del tiempo: ser el “raro” de la fiesta.





48. De La Soul – “3 Feet High & Rising” (1989)

Junto otros grupos como A Tribe Called Quest y Jungle Brothers; los De La Soul comandaron un nuevo movimiento de rap que dejaba atrás la pomposidad por liricas afro céntricas e intelectuales. El estupendo debut “3 Feet High & Rising” es un entretenido viaje por canciones cargadas de frases inventivas, sentido del humor y samples que salen de fuentes tan dispares como Zeppelin y Parliament.



47. Led Zeppelin – “II” (1969)
Tomando elementos del primer disco (los covers de blues, los riffs imponentes de Page) y agregándole un poco más de ideas, pero sin estirar demasiado la formula, aparece el segundo disco de Led Zeppelin grabado en un par de semanas mientras estaban de gira. Entre el sexo de “Whole Lotta Love”, la danza metalera de “Heartbreaker” y el bombardeo de “Moby Dick” hay suficiente para alimentar el hambre, aunque no se pueden quedar atrás perlitas como “Ramble On” y el cover de “Bring It on Home”. Ya se iban poniendo serios, muy serios.

 

46. Joy Division – “Closer” (1980)
Ian Curtis sabía a donde iba, quería que su banda llegara más lejos. También resulto insostenible la cosa. Todo se terminó después de este. Entre oscuros pasillos y notas góticas abriendo paso a nuevos horizontes. Me quedó con el frenesí de “Heart & Soul” si tuviera que escoger mi predilecta del disco. Pero la verdad es que de principio a fin “Closer” es imponente.




45. Nirvana – “Nevermind” (1991)
Registrado en la mente del colectivo consciente, “Nevermind” ha sido elevado a las alturas del rock alternativo como una especie de piedra que Moises bajo del monte Sinai. Sin embargo, hay que tomarlo por lo que es: Un excelente álbum donde Kurt Cobain y sus secuaces dieron el salto a componer rolas más estructuradas con alma comercial. “Come as You Are”, “Lithium”, “Breed”, siguen pegando igual o más fuerte un cuarto de siglo después.




44. The Stooges – “Fun House” (1970)
The Real O’ Mind. Yo no sé qué tiene este disco. Una conexión especial conmigo eso sí (casualmente nací el mismo día que salió con una década de diferencia). Iggy y los hermanos Asheton prenden fuego, rola tras rola. “Down on The Street” es el motor encendiendo, “Loose” es Iggy gritando como tarzan en la selva, “TV Eye” se lleva todo al infierno. Garage y punk. Rock con bolas.





43. Ramones – “Ramones” (1976)
Y si los Stooges dejaron una herencia fue el punk que vino media década después. Cuatro desadaptados con chumpas de cuero negras tocando rolas de dos acordes y menos de dos minutos. A penas y lograban formar una canción. Sus primeros conciertos eran un evento solo por ver el caos que provocaban (entre ellos).  No eran virtuosos, no eran guapos, no eran nadie. Y, sin embargo, inspiraron a millones. “Hey, Ho, Let’s Go!”




42. Howlin’ Wolf – “Howlin’ Wolf (The Rockin Chair Album)” (1962)
 La mecca del blues a inicios de los sesenta era Chess Records en Chicago. Grabaron para esta casa Willie Dixon, Muddy Waters, Sonny Boy Williamson, Little Walter y este gigante de la voz raposa, Don Chester Arthur Burnett, mejor conocido como Howlin’ Wolf. Aquí se recoge todo el abandono, lujuria y personalidad de sus mejores rolas. Único e incomparable.





41. Johnny Cash – “At Folsom Prison” (1968)
Grabado frente a los presos de Folsom, el hombre de negro Mr. Johnny Cash y su banda crearon un mito con este genial álbum. Las canciones conectan, toman inspiración de la dura vida en el encierro. Las composiciones son muy buenas, pero es la humanidad que Mr. Cash le inyecta a su concierto lo que lo hace no solo una presentación muy particular sino una lección de vida para todos nosotros.



9.8.19

Los Tigres Del Norte en Folsom

Hace medio siglo que Johnny Cash grabo su clásico disco frente a la población de la prisión de Folsom, hoy los Tigres del Norte le rinden tributo grabando su versión de la canción con la que Cash abrió dicho concierto. Aquí el vídeo que también forma parte de un especial próxima a estrenarse en Netflix. Folsom Prison Tex Mex. 

31.7.19

En Vivo: IDLES Tiny Desk Concert

Esta pagina hace "mini conciertos" que les llama Tiny Desk Concert en un lugar que parece la biblioteca de tu escuela . En esta ocasión nos presenta la banda IDLES. Y quienes son esos? pensaran ustedes. Bueno, son bastante raros y poco convencionales. Descubranlos aquí:

26.7.19

Los 100: (60 - 51)





60. Wu Tang Clan – “Enter The Wu Tang: 36 Chambers” (1993)
El colectivo de raperos que se volvió un género completo con samples de películas japonesas y sonidos poco convencionales. El mundo conoció a RZA, Method Man, Raekwon, Ghostface Killah, Inspectah Deck, GZA y (al inolvidable) Ol’Dirty Bastard con este disco debut. Una gema que sigue brillando entre los tesoros del hip hop. Wu Tang is forever.




59. Charly Garcia – “Piano Bar” (1984)
El irrepetible trovador demente directo desde Argentina. El gran Charly Garcia. Parte romántico, parte teatro dramático con una cucharada de locura para nivelar las cosas. “Promesas Sobre el Bidet”, “Cerca de la Revolución”, “Piano Bar”, algunas de sus mejores piezas aparecen en este fenomenal disco. Hay algo muy especial en su música, algo muy íntimo, muy Charly.





58. The Who – “Quadrophenia” (1973)
De óperas rock mal echas están llenos los caminos hacia el cielo. Este es un ejemplo de cómo se hace bien. Una carta de amor a los años adolescentes de la banda con todo el caos, rebeldía y abandono metido en dos discos que contienen muchas de las más espectaculares rolas de los loquillos Who: “The Real Me”, “Doctor Jimmy”, “Sea & Sand”, “Love Reign O’er Me”, “5:15” entre otras.




57. Gang of Four – “Entertainment!” (1979)

Una especie de lata de soda que fue sacudida. Llena de punk, dub, funk y burbujitas con mensajes contestatarios. Lista para explotar en tu cara y ponerte a bailar. Guitarras secas, acordes simples y algo muy inglés. Me emocioné mucho cuando descubrí a Gang of Four porque son de esas bandas que te cambian la idea de lo que un género debe ser (en este caso el punk) en términos de sonidos y mezclas.





56. Run DMC – “Run DMC” (1984)
Dos tornas, dos micrófonos y tres chicos dispuestos a conquistar el mundo. Nunca se debe olvidar la genialidad y peso del aporte a la creación del hip hop que tuvo Run DMC con su estupendo disco debut. “Rock Box”, “Sucker M.C.’s”, “It’s Like That” joya tras joya con el “boom” de los ritmos pegando fuerte y las rimas aterrizando siempre. Ven, hasta escribir sobre el disco me inspira rimar.



55. AC / DC – “Highway To Hell” (1979)

El último disco con Bon Scott al mando es el sonido de la banda prendiendo fuego a velocidad máxima. La producción es mucho más “muscular” que los discos que vinieron antes, aunque la fórmula de AC/DC es la misma de siempre: Riffs rocanroleros, letras adolescentes y una química incomparable. Después vendría el hiper popular “Back in Black” que, aunque también me gusta mucho, yo prefiero este LP por sentirse como el momento donde la banda voló más alto con el humor, pecho descubierto de camionero y el diente torcido del genial Bon comandando la nave.



54. Lou Reed – “New York” (1989)
Poesía de calle, historias de la gran ciudad, su choque de culturas, su mezcla cosmopolita. Lou Reed, El rey del New York verdadero, el que no ven los turistas. Uno de sus discos más sólidos con algunas de sus canciones más directas. Canciones que brotan con personajes que se sienten auténticos, florecen por la vida diaria de la metrópoli, mueren y vuelven a nacer en las aceras y calles. Duermen en parques desolados, aman y sueñan con vivir un día más.  En este disco viven eternamente.



53. Mastodon – “Leviathan” (2004)
Como la ballena que se traga el barco entero apareció Mastodon en el nuevo milenio con sus sonidos gigantescos, su sludge metal denso, aplastante. Tomaron los elementos que hacen de una propuesta pesada algo intimidante y le dieron esteroides. Creando un disco perfecto con “Leviathan”, la combinación de dos guitarras, batería frenética y voces rasposas. Sonidos gigantescos, pero con momentos melódicos. Cosas grandes pasan con bandas como Mastodon.





52. Soda Stereo – “Cancion Animal” (1990)
Un paso gigantesco en la carrera de Soda con muchas piezas clave formándose a su favor. Para los novatos es el disco donde esta “Música Ligera”. Pero hay más brillantes cosas que descubrirle: “Un Millon de Años Luz” con su incandescente melodía luminosa, “Hombre al Agua” con su formato medio prog rock y “Entre Canibales” con su bizarra letra a ritmo de balada tipo Neil Young. Un álbum variado de una banda que maduraba bien, muy bien.



51. The Beatles – “Sgt. Peppers Lonely Heart’s Club Band” (1967)
En el verano del amor del 67, la banda más grande del mundo repensaba los esquemas de como los discos debían presentarse y movía los límites de lo permitido con este audaz semi conceptual álbum cuyas olas se sintieron por todo el espectro musical. Una clara expresión de lo que sucedía con mucho tacto por lo que acontecía. Influencia tremenda que lo convirtió en uno de los LP’s más reseñados y celebrados. Yo lo uso para cerrar la primera mitad de este listado. Para cerrarla con listón de oro. 




Llegamos pues al medio tiempo de este festín disquero. Hacemos pausa antes de entrar a los 50 mas preciados. Espero que la lista les este gustando hasta ahora. Seguro mis gustos se acercan algunos que ustedes ya tenían pero también espero que estén descubriendo nueva música  con este listado. Nos vemos en breve...

22.7.19

Los 100: (70-61)




70. TV on The Radio - "Return To Cookie Mountain” (2006)
La buena música toma formas nuevas y presta de otros géneros. La de TV on The Radio te pone a bailar mientras explora por espacios siderales. Planetas habitados por el new wave, post punk y Bowielandia. Esta grabación es un buen manifesto de esos viajes hacia donde tus oídos se sumergen en buen pop rock milenial.





69. Jane’s Addiction – “Ritual de lo Habitual” (1990)
Bohemios surfers con tendencias metaleras, Jane’s fue de esas bandas de “raritos” que nunca encajaron ni siquiera cuando MTV puso su foco sobre el rock alternativo noventero. “Ritual de lo Habitual” les dio su primer y único hit con “Been Caught Stealing” pero es en las rolas más psicodélicas donde Perry Farrell y Co. brillan: “Stop!”, “Classic Girl” y la monumental “Three Days”.





68. Led Zeppelin – “How The West Was Won” (2003)
El martillazo de los dioses en su más explosiva expresión. Compilación triple en vivo de la banda en la cima de sus poderes durante la gira de 1973 por california (por eso el titulo). La improvisación, excesos y maratones que se vuelven canciones como “Dazed & Confused”, “Moby Dick” y “Whole Lotta Love” no tiene rival. Un espectáculo total.






67. Sonic Youth – “Daydream Nation” (1988)
Ruido furioso, feedback con melodía y una estética que le rinde tributo tanto a Velvet Underground como a Throbblng Girstle ; los Sonic Youth hicieron una carrera de esta mezcla ambiciosa. Varios de sus discos han acaparado mi atención, pero fue este el que me abrió el apetito. Un certero clavo en el centro del rock alternativo con rolas fascinantes de principio a fin. 





66. Fleetwood Mac – “Rumours” (1977)
El amor inspira música. Pero es mejor el desamor y la traición, eso inspira mejores canciones. “Rumours” es el sonido de una banda (conformada por dos parejas de esposos en ese momento) que se engañaban entre si y cuyas infidelidades producían canciones donde el veneno fluía para acrecentar los fuegos pasionales. Con músicos de primera como Lindsey Buckingham y Mick Fleetwood entrelazados con las voces de Stevie Nicks y Christine McVie. De lo mejor del rock setentero de radio FM.




65. Little Richard – “Here’s Little Richard” (1957)
Biblia del Rock n’ Roll, libro del Génesis, primera página. Nada, absolutamente nada se compara a lo genial, escandaloso y emocionante que es el disco debut de Little Richard. “Long Tall Sally”, “Ready Teddy”, “Rip It Up”, “Tutti Frutti”. Los himnos que iniciaron una revuelta de la juventud y cuyo impacto todavía se siente. El puto big bang del rock.


 

64. Slayer – “Reign in Blood” (1986)
El disco más rápido y agresivo del trash metal vino cortesía de la mente de cuatro dementes y un tal Rick Rubin en la consola de producción. Desde la primera nota de “Angel of Death” hasta el violento final de “Raining Blood” este disco no descansa ni deja espacio para respirar. Directo al hueso, sin titubeos. Mi disco favorito de todo lo que hicieron los “Big 4” en su apogeo (lo siento Metallica).






63. Minutemen – “Double Nickels on The Dime” (1984)
D. Boon, Mike Watt y George Hurley nos dieron mucha buena música en su corta existencia como Minutemen. Pero su ambición creativa alcanzo nuevas alturas con esta obra maestra presentada en dos discos y 45 canciones. Un decálogo de melodías simpáticas, variadas, cargadas de letras surreales y con mucho humor. Jesus and tequila!


 


62. David Bowie – “The Rise and Fall of Ziggy Stardust & The Spiders From Mars” (1972)
El momento en el que el glam setentero aterrizo en su nave especial comandada por el capitán camaleón y líder de la resistencia hiper cool: Mr. David Bowie. Por lo general es el disco con el que nos enamoramos todos de este marcianito musical.  Las rolas están empapadas de personalidad, sexualidad y un toque único que solo este gran iconoclasta postmoderno le pudo dar a su propuesta.




61. Public Enemy – “Fear of a Black Planet” (1990)
Revolucionaro es poco. Se queda corto tal adjetivo. “Fear of a Black Planet” es lo que los gringitos llaman “gamechanger”. El tercer disco del mega influyente crew comandado por Chuck D y Flavor Flav es una espectacular amalgama de mezclas y liricas que centran su foco de atención de la hipocresía social que (sigue) alimentando tensiones raciales y culturales en el mundo. Un poderoso mensaje que agrega sustancia intelectual al Hip Hop en su época de oro.

Ya vamos entrando en materia llegando cerca del medio tiempo, llevamos buen camino y nos quedan mas perlas por mencionar...

15.7.19

Los 100: (80-71)




80. Mano Negra – “Casa Babylon” (1994)
Sera posible meter cuanto ritmo musical y temática social política asociada con Latinoamérica de tal forma que suene en un solo disco con completa coherencia. Mano Negra lo hizo en su último LP. Si eso fue intencional o no quien sabe, pero “Casa Babylon” es una maravillosa amalgama de expresiones sonoras sobre nuestra región y sus muchas contradicciones. Un disco genial.





79. Sex Pistols – “Nevermind The Bollock’s, Here’s The Sex Pistols” (1977)
Se autodestruyeron antes de hacer otro disco, era imposible mantener la fiesta cuando te convertís en el enemigo público número uno del “establishment”. Los Sex Pistols le sacaron el dedo a la reina, a la iglesia, a los gobernantes y a toda la hipocresía social de Inglaterra con su único álbum. Pura furia, sin relleno, solo vergazos. No future.




78. James Brown – “20 All-Time Greatest Hits!” (2008)
El padrino del soul, Mr. Dynamite, el trabajador incansable que fuera James Brown, de las figuras más emblemáticas de la formación del funk, R&B y hasta del Hip Hop (por la cantidad de samples que generaron sus grabaciones). Esta es una de las compilaciones más completas y que mejor exponen sus mejores y más influyentes rolas. Imposible no querer “mover el esqueleto” después de darle una escuchada (¡no digamos varias!)



77.  Suicide – “Suicide” (1977)
Desde las cloacas y oscuros rincones sin salida del New York de los setentas (cuando si era una ciudad peligrosa y no la versión amigable de hoy en día) viene esta perla predecesora de la música electrónica creada por Allan Vega y Martin Rev. De los discos más tétricos y primitivos del tiempo de los primeros sintetizadores. Solo no lo vayan escuchar a oscuras.





76. Refused – “The Shape of Punk to Come” (1998)
Los suecos Refused aterrizaron en la década de los noventa para patear los huevitos de los “pseudo punkies” con este su espectacular tercer disco. Guitarras y voces medio “screamo” rebotan en las esquinas de habitaciones populadas por trash y rock más tradicional. Una mezcla visionaria y muy audaz. Pocos títulos son tan proféticos como el de este álbum.





75. Bruce Springsteen and The E Street Band – “Live 1975 – 1985” (1986)
Una experiencia “inmersiva” en los años cumbre de la popularidad del “jefe” por los escenarios donde cada noche se invocan a los dioses del rock n roll. Esta complicación triple demuestra la capacidad como compositor y la energía que sus conciertos junto a la E Street Band transmitían, fueran en pequeños escenarios o grandes estadios. Un espectáculo total. Baby we were Born to Run.





74. J. Dilla - “Donuts” (2006)

Falleció muy joven pero no sin antes dejar esta magnífica muestra de lo que significa jugar con el sampleo y crear composiciones artísticas que no se ven limitadas por una formula o por las limitaciones de la música popular. “Donuts” es un festín de ritmos y piezas instrumentales que no necesitan de voces para hacerte mover tu jalea.





73. Television – “Marquee Moon” (1977)
Liderados por la guitarra “tensa” de Tom Verlaine, Television irrumpió la escena CBGB con este debut caracterizado por sus sonidos atonales y melodías campanales. Todo dentro de un esquema medio “garage”, medio “punk”. Sin favorecer a ninguno de los dos bandos. Canciones como “Venus de Milo” y “Marquee Moon” se convirtieron en inspiración para muchas bandas independientes que vinieron justo después.




72. New York Dolls – “New York Dolls” (1973)
Escandalosos, decadentes sumergidos en actitud adolescente, los New York Dolls intentaron restablecer el caos en el rock n roll con este su primer album (contra una industria musical cada vez más corporativa). Fracasaron en el intento, pero el tiempo les dio la razón. “Personality Crisis”, “Jet Boy”, “Frankenstein”, “Trash” dignos himnos de abandono.




 


71. Miles Davis – “Bitches Brew” (1970)
Artistas como Miles Davis en términos de creatividad y capacidad para “timonear” todo un género (en este caso el Jazz) no hay muchos. Un LP que rompe los patrones, se deja influenciar por ritmos bastardos (como el rock de Hendrix) y causa estragos en la mente de los que lo escuchan. Con músicos del calibre de Wayne Shorter y Chic Corea a su lado, Miles reescribe las reglas de la música con este monumental y esencial disco.