22.7.19

Los 100: (70-61)




70. TV on The Radio - "Return To Cookie Mountain” (2006)
La buena música toma formas nuevas y presta de otros géneros. La de TV on The Radio te pone a bailar mientras explora por espacios siderales. Planetas habitados por el new wave, post punk y Bowielandia. Esta grabación es un buen manifesto de esos viajes hacia donde tus oídos se sumergen en buen pop rock milenial.





69. Jane’s Addiction – “Ritual de lo Habitual” (1990)
Bohemios surfers con tendencias metaleras, Jane’s fue de esas bandas de “raritos” que nunca encajaron ni siquiera cuando MTV puso su foco sobre el rock alternativo noventero. “Ritual de lo Habitual” les dio su primer y único hit con “Been Caught Stealing” pero es en las rolas más psicodélicas donde Perry Farrell y Co. brillan: “Stop!”, “Classic Girl” y la monumental “Three Days”.





68. Led Zeppelin – “How The West Was Won” (2003)
El martillazo de los dioses en su más explosiva expresión. Compilación triple en vivo de la banda en la cima de sus poderes durante la gira de 1973 por california (por eso el titulo). La improvisación, excesos y maratones que se vuelven canciones como “Dazed & Confused”, “Moby Dick” y “Whole Lotta Love” no tiene rival. Un espectáculo total.






67. Sonic Youth – “Daydream Nation” (1988)
Ruido furioso, feedback con melodía y una estética que le rinde tributo tanto a Velvet Underground como a Throbblng Girstle ; los Sonic Youth hicieron una carrera de esta mezcla ambiciosa. Varios de sus discos han acaparado mi atención, pero fue este el que me abrió el apetito. Un certero clavo en el centro del rock alternativo con rolas fascinantes de principio a fin. 





66. Fleetwood Mac – “Rumours” (1977)
El amor inspira música. Pero es mejor el desamor y la traición, eso inspira mejores canciones. “Rumours” es el sonido de una banda (conformada por dos parejas de esposos en ese momento) que se engañaban entre si y cuyas infidelidades producían canciones donde el veneno fluía para acrecentar los fuegos pasionales. Con músicos de primera como Lindsey Buckingham y Mick Fleetwood entrelazados con las voces de Stevie Nicks y Christine McVie. De lo mejor del rock setentero de radio FM.




65. Little Richard – “Here’s Little Richard” (1957)
Biblia del Rock n’ Roll, libro del Génesis, primera página. Nada, absolutamente nada se compara a lo genial, escandaloso y emocionante que es el disco debut de Little Richard. “Long Tall Sally”, “Ready Teddy”, “Rip It Up”, “Tutti Frutti”. Los himnos que iniciaron una revuelta de la juventud y cuyo impacto todavía se siente. El puto big bang del rock.


 

64. Slayer – “Reign in Blood” (1986)
El disco más rápido y agresivo del trash metal vino cortesía de la mente de cuatro dementes y un tal Rick Rubin en la consola de producción. Desde la primera nota de “Angel of Death” hasta el violento final de “Raining Blood” este disco no descansa ni deja espacio para respirar. Directo al hueso, sin titubeos. Mi disco favorito de todo lo que hicieron los “Big 4” en su apogeo (lo siento Metallica).






63. Minutemen – “Double Nickels on The Dime” (1984)
D. Boon, Mike Watt y George Hurley nos dieron mucha buena música en su corta existencia como Minutemen. Pero su ambición creativa alcanzo nuevas alturas con esta obra maestra presentada en dos discos y 45 canciones. Un decálogo de melodías simpáticas, variadas, cargadas de letras surreales y con mucho humor. Jesus and tequila!


 


62. David Bowie – “The Rise and Fall of Ziggy Stardust & The Spiders From Mars” (1972)
El momento en el que el glam setentero aterrizo en su nave especial comandada por el capitán camaleón y líder de la resistencia hiper cool: Mr. David Bowie. Por lo general es el disco con el que nos enamoramos todos de este marcianito musical.  Las rolas están empapadas de personalidad, sexualidad y un toque único que solo este gran iconoclasta postmoderno le pudo dar a su propuesta.




61. Public Enemy – “Fear of a Black Planet” (1990)
Revolucionaro es poco. Se queda corto tal adjetivo. “Fear of a Black Planet” es lo que los gringitos llaman “gamechanger”. El tercer disco del mega influyente crew comandado por Chuck D y Flavor Flav es una espectacular amalgama de mezclas y liricas que centran su foco de atención de la hipocresía social que (sigue) alimentando tensiones raciales y culturales en el mundo. Un poderoso mensaje que agrega sustancia intelectual al Hip Hop en su época de oro.

Ya vamos entrando en materia llegando cerca del medio tiempo, llevamos buen camino y nos quedan mas perlas por mencionar...

15.7.19

Los 100: (80-71)




80. Mano Negra – “Casa Babylon” (1994)
Sera posible meter cuanto ritmo musical y temática social política asociada con Latinoamérica de tal forma que suene en un solo disco con completa coherencia. Mano Negra lo hizo en su último LP. Si eso fue intencional o no quien sabe, pero “Casa Babylon” es una maravillosa amalgama de expresiones sonoras sobre nuestra región y sus muchas contradicciones. Un disco genial.





79. Sex Pistols – “Nevermind The Bollock’s, Here’s The Sex Pistols” (1977)
Se autodestruyeron antes de hacer otro disco, era imposible mantener la fiesta cuando te convertís en el enemigo público número uno del “establishment”. Los Sex Pistols le sacaron el dedo a la reina, a la iglesia, a los gobernantes y a toda la hipocresía social de Inglaterra con su único álbum. Pura furia, sin relleno, solo vergazos. No future.




78. James Brown – “20 All-Time Greatest Hits!” (2008)
El padrino del soul, Mr. Dynamite, el trabajador incansable que fuera James Brown, de las figuras más emblemáticas de la formación del funk, R&B y hasta del Hip Hop (por la cantidad de samples que generaron sus grabaciones). Esta es una de las compilaciones más completas y que mejor exponen sus mejores y más influyentes rolas. Imposible no querer “mover el esqueleto” después de darle una escuchada (¡no digamos varias!)



77.  Suicide – “Suicide” (1977)
Desde las cloacas y oscuros rincones sin salida del New York de los setentas (cuando si era una ciudad peligrosa y no la versión amigable de hoy en día) viene esta perla predecesora de la música electrónica creada por Allan Vega y Martin Rev. De los discos más tétricos y primitivos del tiempo de los primeros sintetizadores. Solo no lo vayan escuchar a oscuras.





76. Refused – “The Shape of Punk to Come” (1998)
Los suecos Refused aterrizaron en la década de los noventa para patear los huevitos de los “pseudo punkies” con este su espectacular tercer disco. Guitarras y voces medio “screamo” rebotan en las esquinas de habitaciones populadas por trash y rock más tradicional. Una mezcla visionaria y muy audaz. Pocos títulos son tan proféticos como el de este álbum.





75. Bruce Springsteen and The E Street Band – “Live 1975 – 1985” (1986)
Una experiencia “inmersiva” en los años cumbre de la popularidad del “jefe” por los escenarios donde cada noche se invocan a los dioses del rock n roll. Esta complicación triple demuestra la capacidad como compositor y la energía que sus conciertos junto a la E Street Band transmitían, fueran en pequeños escenarios o grandes estadios. Un espectáculo total. Baby we were Born to Run.





74. J. Dilla - “Donuts” (2006)

Falleció muy joven pero no sin antes dejar esta magnífica muestra de lo que significa jugar con el sampleo y crear composiciones artísticas que no se ven limitadas por una formula o por las limitaciones de la música popular. “Donuts” es un festín de ritmos y piezas instrumentales que no necesitan de voces para hacerte mover tu jalea.





73. Television – “Marquee Moon” (1977)
Liderados por la guitarra “tensa” de Tom Verlaine, Television irrumpió la escena CBGB con este debut caracterizado por sus sonidos atonales y melodías campanales. Todo dentro de un esquema medio “garage”, medio “punk”. Sin favorecer a ninguno de los dos bandos. Canciones como “Venus de Milo” y “Marquee Moon” se convirtieron en inspiración para muchas bandas independientes que vinieron justo después.




72. New York Dolls – “New York Dolls” (1973)
Escandalosos, decadentes sumergidos en actitud adolescente, los New York Dolls intentaron restablecer el caos en el rock n roll con este su primer album (contra una industria musical cada vez más corporativa). Fracasaron en el intento, pero el tiempo les dio la razón. “Personality Crisis”, “Jet Boy”, “Frankenstein”, “Trash” dignos himnos de abandono.




 


71. Miles Davis – “Bitches Brew” (1970)
Artistas como Miles Davis en términos de creatividad y capacidad para “timonear” todo un género (en este caso el Jazz) no hay muchos. Un LP que rompe los patrones, se deja influenciar por ritmos bastardos (como el rock de Hendrix) y causa estragos en la mente de los que lo escuchan. Con músicos del calibre de Wayne Shorter y Chic Corea a su lado, Miles reescribe las reglas de la música con este monumental y esencial disco.


11.7.19

Los 100: (90 - 81)




90. Fela Kuti – “Best of The Black President” (2009)
Fela Anikulapo Kuti, padre del afrobeat y ”shaman” extraordinario de la música del siglo XX. Hay muchos discos y compilaciones, pero esta fue la que me engancho. Su música es espiritual, cargada de política, sexo y misticismo. Clasicas como “Zombie”, “Lady” y “Sorrow, Tears & Blood” aparecen aquí. Viva Fela! 



89. Caifanes – “Caifanes” (1988)
Aunque es mejor reconocido por el cover de “La Negra Tomasa”, el disco debut de la banda mexicana Caifanes es pura perla de principio a fin. “Viento”, “Cuéntame Tu Vida”, “Matenme Porque Me Muero”, “Amanece”. Piedras valiosas del rock ochentero en Latino américa. Nunca pasa de moda, nunca pierde su atractivo.







88. Pink Floyd – “Wish You Were Here” (1975)
Una obra maestra de una banda maestra. Melancólico desde las primeras notas de “Shine On You Crazy Diamond”, melodías entrelazadas en un espacio que parece infinito, espacial. El sujeto que inspira el disco es el antiguo líder Syd Barrett para entonces perdido en su propia demencia habiendo dejado la banda muchos años antes. Un disco triste, pero a la vez perfectamente construido. 





87. Lou Reed – “Berlin” (1973)
La adicción a las drogas, la depresión, el suicidio, la violencia intrafamiliar. Temática que otros artistas le huyen, Lou Reed las encapsula en este magnífico disco semi conceptual que contiene muchas de sus mejores (y más deprimentes) rolas. Después que porque las disqueras no lo querían. Pero nosotros aprendimos que Lou es un maestro que te habla siempre con la verdad, y la verdad no siempre es lo que queremos escuchar. 






86. Primal Scream – “XTRMNTR” (2000)
Una larga y variada carrera han tenido Primal Scream pero fue este disco del 2000 que acaparo mi atención en Bobby Gillespe y Co. Una deliciosa combinación de sonidos electrónicos, robóticos con guitarras pseudo alternativas. La antesala a lo que vendría en el nuevo milenio, pero con ojos apocalípticos centrados en la decadencia de la cultura rave. 


85. Prince – “Purple Rain” (1984)
En la música no hay nada más funky y sexual que Prince. Y ningún otro disco lo puso en la palestra del mundo pop como lo hizo “Purple Rain”. Las nueve rolas contenidas aquí se volvieron clásicas y las más populares son eternamente identificadas con el hombre de morado: “Let’s Go Grazy”, “Purple Rain” y por supuesto la hiper genial “When Doves Cry”.




84. Albert King – “Born Under a Bad Sign” (1967)
Que cosa tan maravillosa es la guitarra y voz del gran Albert King. Un blues ya extinto que derramaba lujuria, tristeza, pasión. Este fue su disco más reconocido por la estupenda rola que le da el título y por “The Hunter”, “Laundromat Blues”, “Oh Pretty Woman” entre otras. Ya no se hace música así.






83. Eric B & Rakim – “Paid in Full” (1987)
Rimas por días, rimas para regalar de a dos por uno. La dupla del DJ Erick B. y el maestrísimo MC Rakim hicieron de este su disco debut un clásico de clásicos. Uno de los discos de hip hop más trascendentales. “My Melody”, “I Know You Got Soul” y “Paid in Full” son canciones que cualquier rapero serio debe conocer, estudiar e introducir en su conciencia si quiere entender de qué se trata el estilo musical de las rimas y los beats.




82. John Lennon – “Plastic Ono Band” (1969)
Quiere huevos ser el líder de la banda más famosa del mundo y sacar tu primer disco de solista cantando sobre la desolación, el ateísmo, los traumas que dejo tu difunta madre, las drogas, la paranoia. Un disco muy crudo, pero 100% honesto. “Plastic Ono Band” es el sonido de John Lennon rompiendo los ídolos de su pasado para forjar un nuevo (y más auténtico) futuro.





81. Radiohead – “OK Computer” (1997)
Radiohead ya vaticinaba la distopia del hombre postmoderno que entraba en el nuevo milenio para cuando el anterior estaba por terminar. OK Computer es mi humilde opinión la obra maestra de Radiohead, un disco con canciones muy sólidas unidas por un transparente “hilo conductor” que con cada escuchada se vuelve menos invisible. 





 Ya nos vamos poniendo serios, continuara...

9.7.19

Los 100: (100 - 91)

Los 100 discos que mas me llegan al corazón, los consentidos, los que me acompañaron toda mi vida. Inclusive escoger solo 100 fue un reto tremendo, tuve que dejar fuera a muchos artistas pero estoy seguro que escogí una lista de discos que espero sirvan como punto de partida para ustedes. Empiezo haciendo mención especial algunos músicos que hubiera querido escoger al menos uno de sus LP's, pero no se pudo, no alcanzo el numero. Se quedaron fuera gigantes como Talking Heads, A Tribe Called Quest, Metallica, Alice in Chains, Leonard Cohen, Soundgarden, Kyuss, Kraftwerk, Cafe Tacuba, Aretha Franklin, Marvin Gaye, Sam Cooke, Stevie Wonder, entre muchos otros.

Pero, escogí bien, lo juro. Aquí empezamos pues. Aclaro que no es una lista de los que considero los 100 mejores, estos son mis favoritos y espero que la lista sirva para que se pongan curiosos y los oigan. Here we go...



100.   Stevie Ray Vaughn & Double Trouble - “Texas Flood” (1983)
Toda la pasión, sudor y lágrimas del blues interpretado por las manos prodigiosas de este mítico chico maravilla heredero del género. Una probadita del disco debut de Stevie Ray y su banda Double Trouble para sentir lo que significa tocar y cantar con verdadera convicción.







99. Vince Guaraldi Trio - “A Charlie Brown Christmas” (1965)
La banda sonora del especial navideño de televisión de Charlie Brown y su pandilla es un soberbio tributo a las cosas simples y dulces de lo que significa ser niño. Un jazz a piano y bajos entrelazados con ritmos efectivos. Toques de cánticos infantiles asociados a la época navideña le dan el sabor final a un disco precioso.


 


98. A Place To Bury Strangers – “Exploding Head”  (2009)
Shoegaze post punk con aires de Joy Division, el segundo disco de APTBS fluye como corrosivo a punto de explotar. “Dead Beat” y “Keep Sliping Away” destacan un poco más que el resto, pero no se separan tanto del producto final. Genial pedazo de música oscura.






97. Dr. Feelgood – “Stupidity” (1976)
Banda de taberna, proto punk con actitud hooligan. Dr. Feelgood repasa la historia del rock n roll en este intenso disco en vivo. La guitarra pulsante de Wilko Johnson se une a la voz raspada y brutal de Lee Brilleaux, un matrimonio musical echo en los bajos mundos de los pubs con olor a cerveza y orines.







96. Battles – “Mirrored” (2007)
John Stanier (batero de Helmet y Tomahawk) pone la percusión en el centro de la pista de baile con un disco fascinante cargado de ritmos y tiempos pocos convencionales que sumados producen un disco fantástico. Escuchar “Tonto” para capturar la esencia de cómo construir una marcha moderna a “son” de golpes y pasos.





95. John Coltrane – “Blue Train” (1958)
Desde las primeras notas hasta la última, Blue Train es una declaración de independencia, un reclamo al trono del jazz liderado por una de sus figuras más trascendentales. La dupla con el también legendario trompetista Lee Morgan así como la química con el resto de los músicos lo hacen un disco que se disfruta muchísimo.



                         
                                                


94. MC5 – “Kick Out The Jams” (1969)
Tantas cosas maravillosas se germinaron a partir de esta bomba “molotov” llamada Kick out The Jams. El rock de protesta, punk furioso tocado por hippies desenfrenados con afros. El sudor, lágrimas y sangre salen de las bocinas. Volumen máximo recomendado en cada “servida”.







93. Sleep – “Sleep’s Holy Mountain” (1993)
Doom metal o Doom Stoner? Usted decida. O talvez son las dos cosas. Al Cisneros y Matt Pike arrancaron su caravana cubierta de neblina fumarola y amplificadores grasosos con esta obra maestra. Desde las primeras notas de “Dragonaut” se sabe que este será un viaje interstelar hasta el centro del universo metaloso, marihuano y psicodélico.






92. Deftones – “White Phony” (2000)
Los noventas no terminaron muy bien que digamos en términos de rock. MTV (en sus inicios de decadencia cultural) estaba plagado de “nu metal” basura. “Enter” el tercer disco de Deftones y la humanidad recupero su esperanza. Chino Moreno y Co. crearon un exquisito pastel con ingredientes de hardcore, punk, metal y su ingrediente secreto. Bien echo chicos.



                                                
91. Bo Diddley – “Bo Diddley” (1958)
Uno o dos acordes es todo lo que necesitas. Ponele una percusión simple, africana y tenes todo un género. Belleza total. Bo Diddley lo hizo todo en su primer disco. Ese ritmo de la canción “Bo Diddley” lo cambio todo. No quiero más, con esto es suficiente.





 Continuara...

3.7.19

Los 100

Muy pronto estaré iniciando una serie de posts que llamare "Los 100". Esta consistirá de mis 100 discos favoritos, los que llevo en el corazón. Lo dividiré en 10 posts de 10 discos cada post con un corto review de cada album. Mas adelante pienso hacer otra con los 100 artistas que mas admiro y los discos que recomiendo de cada uno. 

Querían contenido, pues allí lo tienen...

20.6.19

En Vivo: Mastodon + Scott Kelly @ The K Pit.

La banda de sludge metal Mastodon y el vocalista de Neurosis Scott Kelly tienen un romance musical que data desde los inicios del cuarteto de Atlanta. Han colaborado en todas las grabaciones de Mastodon y la quimica es innegable. Un colaborador eficaz como Mark Lanegan fue para QOTSA por usar un ejemplo de como funciona la cosa. Aquí un bonito concierto de ambos. Corto. Al hueso. 

12.6.19

Starcrawler - Starcrawler (2018)

La última vez que hice un post en este blog fue en la época que había que buscar sitios de dudosa reputación para subir los discos y poderlos compartir. Así que me quitaré el óxido para darle la bienvenida algunos años tarde a la era del "streaming".

A veces hace falta escuchar música que es energía pura y esta es la función que cumple Starcrawler. Una banda que descubrí con un tímido cover de Pet Sematary (original de The Ramones) hecha para la película del mismo nombre. Este cover hecho probablemente a la carrera y sin pensarlo mucho no me convenció pero sentí algo de potencial con la banda lo que me llevó a escuchar su disco debut del año pasado.

Los 28 minutos de este disco bien hubiera podido ser parte de cualquier década desde los setenta hasta hoy en día.
, cumple con todos los requisitos que esperaríamos de un punk orgánico: buenos hooks, fuzz (casi) de principio a fin y energético, a pesar de que por ratos se oye sobreproducido.

Escúchalo en tu plataforma de streaming favorita.

11.6.19

King Crimson - "Discipline"


No se me ocurre un mejor tributo a un disco creado por músicos virtuosos que el tipo de tributo escrito por un completo “no músico” como lo soy yo. “no músico” en el sentido que no toco ningún instrumento, no porque sea anti musical (dah!).

¿Y por qué? Porque la música de este cuarteto (en su famosa encarnación ochentera conformada por Robert Fripp, Adrian Belew, Tony Levin y Bill Dufford) te permite sentirla en todas su “capas” sonoras. Más por la esencia creativa y poco convencional que por la ejecución de los instrumentos. No me confundan, no creo que la ejecución no tenga valor, pero es la combinación de esa extraordinaria ejecución con cambios y tiempos poco usuales lo que la hacen simplemente fantástica. Eso es King Crimson en esencia, una banda fascinante, rara, atípica y tan progresiva que se vuele hasta menos “progy” y más interplanetaria. Marciana.

Discipline arranca con la bizarra “Elephant Talk” (piensen Primus con David Byrne de vocalista) y se va brincando de esquina en esquina del canvas, moviendo los limites. Estirando lo posible. “Frame by Frame” es un frenesí refrescante de notas sumergidas en el new wave de aquella época. “Indiscipline” suena al rock alternativo que vendría muchos años después en la forma de bandas como Tool. “Thela Hun Ginjeet” es a mi parecer la pieza central, con Belew cantando el título de la canción sobre una grabación de su voz contando una anécdota de un asalto; Bufford tocando una samba sobre distorsión paranoica.

Estos tipos son la razón por la cual da gusto escuchar discos completos (no digamos verlos en vivo), se siente como si se están retando a sí mismos a mejorar cada rola con la siguiente. Discos como Discipline no envejecen nunca, suenan frescos y terminan inspirando a legiones de músicos (y “no músicos”). (Francisco)

7.6.19

En Vivo: Daughters - Live @ The K Pit

Hey tu, si tu. Quien disfruta del baile y la música agresiva, vente. Vamos a disfrutar juntos estos 28 minutos de agresión cortesía de Daughters y su festín de sonidos industrialones con pimienta negra como si cocinados por Martin Rev en alguna cocina del Bowery en NY. Ponle watts. 

5.6.19

Que ver en Netflix: Documentales Musicales (Parte 2)

Bueno, ya paso un año desde la primera parte de esta publicación. No teman, hay mas que ver en Netflix para enriquecer sus neuronas musicales. Aquí otras cuatro recomendaciones para ver una y otra vez. Pasenme los poporopos. 


20 Feet From Stardom – Sus nombres no resuenan como los de otras estrellas del mundo del espectáculo pero sus voces han formado parte de muchas de las más legendarias grabaciones del pop, el R&B y el Rock n Roll. Este magnífico documental le pone cara y nombre a esos rostros que han permanecido en el anonimato contribuyendo como cantantes secundarios, coristas y acompañantes de artistas del calibre de los Rolling Stones, Stevie Wonder, Lou Reed, entre otros. Merry Clayton, Darlene Love, Lisa Fisher, Judith Hill son nombres que merecen mayor reconocimiento por su talento y sus aportes. Imperdible documental.



Chasing Trane – De prodigio del saxofón hasta shaman espiritual del jazz, John Coltrane es sin duda una de las piezas clave de la música del siglo XX. Un artista que viajo hasta las esferas más distantes de la creatividad artística en búsqueda de su propio sentido en esta vida terrenal. Con entrevistas de quienes le conocieron y quienes le admiran profundamente Chasing Trane sirve de buen punto de partida para las generaciones nuevas y todo aquel empezando a su exploración de este gigantesco músico.  





George Harrison: Living in The Material World – Dirigida por Martin Scorsese (cuya calidad de filmes musicales es impecable), este exhaustivo documental nos permite valorar el inmenso talento del Beatle que muchas veces se quedó relegado a servir de sombra a la dupla de Lennon / McCartney. Desde sus pocos, pero esenciales aportes a los Beatles hasta su obra maestra All Things Must Pass pasando por sus altos y bajos personales, así como su vida espiritual (que marco muchísimo su obra artística), pareciera como si Living in The Material World no deja nada pendiente en su estudio de este subvalorado compositor.


The Defiant Ones – Jimmy Iovine  y Dr. Dre son dos tipos que han vivido muchas cosas en su trayectoria a convertirse en millonarios empresarios. Empezando como productores de leyendas como Lennon, Springsteen, Stevie Nicks, Tom Petty (en el caso de Iovine); N.W.A, Eminem, Snoop Dogg (en el caso de Dre). Hasta la fundación de disqueras que marcaron tendencia en los noventas como Interscope y Death Row Records. Hay muchas historias fascinantes contadas a través de 4 episodios de esta serie documental de Netflix. Si bien Iovine y Dre no son los protagonistas más carismáticos, véanlo por las anécdotas que son muchas y bastante entretenidas. 

Me falto alguno?, prometo 3ra parte y sin tanta espera. Pásenla bien hasta el próximo episodio. (Francisco)